E-BIKE

Con la autonomía que se ha dotado a E-BIKE,

tu antigua bicicleta pasará a parecerse más a una motocicleta eléctrica ligera.

E-BIKE

E-BIKE consiste en tres partes: dos de ellas se incluyen en todas las compras, siendo la tercera un extra para aquellos usuarios que la quieran.

La Power Unit es la encargada de hacer girar la rueda de la bicicleta mediante el acoplamiento a su motor eléctrico de pequeñas dimensiones. Se coloca debajo del sillín, de forma que no dificulta la conducción.

El Sensor de Pedaleo ha sido diseñado con unas dimensiones que permiten colocarlo en el pedal fácilmente.

El Acelerador se sitúa en el manillar. Es un extra que permite al usuario controlar la velocidad de la bicicleta accionando un joystick. Para cumplir con la normativa europea de movilidad, el acelerador sólo podrá ser activado cuando se esté pedaleado simultáneamente.

Funcionamiento

E-BIKE proporciona un mecanismo de asistencia al pedaleo, de forma que, una vez se pulse el botón de encendido de la Power Unit con los sensores que estén en uso, y el usuario comience a pedalear, E-BIKE proporcionará una potencia extra. En función de los sensores que estén instalados, la Power Unit actuará sobre la bicicleta de forma diferente.

Paquete Standard: al comprarlo, se proporciona el sensor de pedaleo como única comanda. Al pedalear hacia adelante la Power Unit imprimirá una fuerza sobre la rueda proporcional a la cadencia de pedaleo. De esta forma, al pedalear más rápido, el par y, por tanto, aceleración de la bicicleta, serán mayores. De otra manera, al pedalear hacia atrás se activará el freno eléctrico, lo que permitirá regenerar la energía cinética cedida por la bicicleta. Téngase en cuenta que este freno sólo actúa cuando la batería está descargada por debajo de cierto nivel, como medida de protección.

Paquete Plus: esta versión de E-BIKE, además de lo mencionado en el paquete Standard, incorpora un acelerador manual que se instala en el manillar. Esta nueva característica permite controlar la velocidad de la bicicleta de forma similar a una motocicleta. Así, la velocidad de la bicicleta aumentará al imprimir más fuerza en el joystick. Debido al cumplimiento con la normativa europea de movilidad, la acción del acelerador solo tendrá efecto cuando el usuario pedalee, por lo que el uso del sensor de cadencia es obligatorio si se quiere usar el acelerador. Ahora bien, para utilizar el freno eléctrico usando el acelerador, bastará con pulsar el joystick hacia abajo, sin necesidad de pedalear.